Entendiendo los Pactos de Socios: Tipos, Importancia y Cómo se Elaboran

Los pactos de socios son acuerdos de naturaleza privada que regulan las relaciones entre los miembros de una sociedad. Son esenciales para establecer las reglas del juego en cualquier empresa, especialmente en startups y empresas en crecimiento. 

En este artículo, exploraremos los diferentes tipos de pactos de socios, su importancia y cómo se pueden elaborar.

Tipos de Pactos de Socios

Aunque en el fondo no deja de ser más una denominación que define un determinado momento en la vida de la sociedad, podríamos decir que existen diferentes tipos de pactos de socios, cada uno diseñado para una etapa específica del desarrollo de una empresa:

1. Pacto de Socios – Seed Stage: En la fase inicial de una empresa, es crucial establecer las reglas del juego. Este pacto regula cómo se trabaja conjuntamente, identifica a los fundadores, describe roles o funciones, y establece cómo se realizará la repartición de equity.

2. Pacto de Socios – Early Stage: Después de algunos meses trabajando en un MVP, se plantea la necesidad de firmar un Pacto de Socios. Este pacto regula las relaciones de los socios y el funcionamiento de la sociedad.

3. Pacto de Socios con Aceleradora/Incubadora: Cuando un equipo de emprendedores es admitido en un programa de aceleración o incubación, se firma un pacto de socios que regula la relación entre el equipo y la aceleradora o incubadora.

4. Pacto de Socios con Mentor: En algunos casos, un mentor puede recibir un porcentaje minoritario en la sociedad a cambio de sus servicios de mentoring. 

5. Pacto de Socios con Crowdfunding: Al buscar financiación a través de plataformas de crowdfunding, se establece un pacto de socios que regula cómo entrarán estos pequeños inversores en la sociedad.

6. Pacto de Socios – Growth Stage: Cuando una startup realiza una ronda de financiación con un VC (fondo de inversión), se negocia un nuevo pacto de socios que pone mucho énfasis en las cláusulas de control y económicas.

Importancia de los Pactos de Socios

Como ya se ha anticipad, los pactos de socios son esenciales para regular la vida de la sociedad. Ayudan a evitar problemas derivados de las tensiones frecuentes que suelen darse entre los socios y establecen reglas para resolver cualquier controversia o conflicto. Además, proporcionan seguridad jurídica a los acuerdos a los que llegan las partes, contando con mecanismos necesarios para forzar el cumplimiento de lo acordado o bien dar lugar a indemnizaciones por su incumplimiento.

Acuerdos Importantes en los Pactos de Socios

Aunque no existe un modelo genérico para un pacto de socios que regule sus acuerdos más importantes, ya que las necesidades de los socios de diferentes sociedades pueden variar, sí que podríamos afirmar que hay ciertas cláusulas que suelen incorporarse en este tipo de documentos por ser fundamentales en cualquier pacto de socios. 

Primero haremos una distinción por grandes conceptos de acuerdos. Así, por categorías, tendríamos:

Cláusulas de Control

Las cláusulas de control regulan cómo se toman las decisiones dentro de la empresa. Estas cláusulas pueden abordar aspectos como la estructura del órgano de administración de la sociedad, las mayorías necesarias para tomar decisiones, el derecho de veto de los socios, y la creación de un Comité de Dirección para supervisar y limitar a un administrador único.

Cláusulas de Protección

Las cláusulas de protección están diseñadas para salvaguardar los activos de la compañía y sus socios. Estas cláusulas pueden incluir términos de permanencia para los socios trabajadores, cláusulas de no competencia durante y después de la relación contractual, y detalles sobre las aportaciones y responsabilidades de cada socio.

Cláusulas de Confidencialidad

La cláusula de confidencialidad garantiza que los empleados no revelen información sensible sobre la empresa, tanto durante su empleo como después de su finalización. Para garantizar el cumplimiento de estas cláusulas, es común incluir cláusulas de penalización, que pueden implicar sanciones económicas o la venta forzada de participaciones.

Cláusulas de Salida

Las cláusulas de salida regulan cómo y en qué condiciones un socio puede abandonar el proyecto. Estas cláusulas pueden incluir el derecho de adquisición preferente, que da a los socios existentes la primera opción para comprar las participaciones de un socio que se va; el derecho de arrastre, que permite al socio mayoritario obligar a los minoritarios a vender si recibe una oferta de compra por la mayoría de la sociedad; el derecho de acompañamiento, que permite a los socios minoritarios vender en las mismas condiciones que el socio mayoritario si este vende a un tercero; y la liquidación preferente en caso de venta o liquidación del proyecto, que asegura que los inversores sean los primeros en cobrar.

Cláusulas más importantes del Pacto de Socios

Entrando más en detalle, de las cláusulas que pueden formar parte del pacto de socios, , se detallan algunas de las más importantes:

1. Prestaciones de Servicios: Esta cláusula establece las funciones y responsabilidades de cada socio en la empresa. Es importante que cada socio entienda y acepte sus obligaciones para evitar conflictos futuros.

2. Régimen de Transmisiones de Participaciones: Esta cláusula regula cómo se pueden vender o transferir las participaciones de la sociedad. Puede incluir derechos de primera oferta, derechos de arrastre y derechos de acompañamiento.

3. Régimen de Adopción de Acuerdos: Esta cláusula establece las reglas para la toma de decisiones en la empresa. Puede incluir las mayorías necesarias para tomar ciertas decisiones y las decisiones que requieren la aprobación unánime de los socios.

4. Prestaciones Accesorias: Esta cláusula puede incluir cualquier obligación adicional que los socios acuerden, como por ejemplo la obligación de trabajar a tiempo completo en la empresa.

5. Formas de Administración de la Sociedad: Esta cláusula establece cómo se administrará la empresa. Puede incluir la designación de un administrador único, dos mancomunados o un consejo de administración, cuyos miembros se elijan por determinados socios, y las responsabilidades y facultades de estos.

6. Cláusulas de Desbloqueo: Estas cláusulas se utilizan para resolver situaciones de bloqueo en la toma de decisiones. Pueden incluir mecanismos como la mediación, el arbitraje o la venta forzada de participaciones para evitar que la empresa acabe viéndose forzada a cerrar.

7. Cláusulas de Good Leaver y Bad Leaver: Estas cláusulas establecen las consecuencias de la salida de un socio de la empresa. Un «Good Leaver» es un socio que se va en buenos términos, y habitualmente a cambio de una compensación económica generosa o cuando menos a mercado, mientras que un «Bad Leaver» es un socio que se va en malos términos, lo que habitualmente implica la pérdida de su participación a valor nominal como penalización por algún tipo de incumplimiento.